Parado y Enervado

Expectativas salariales

 De las diversas ofertas de trabajo que pululan por la red se extiende cada vez más la pregunta del millón: ¿qué expectativas salariales tienes o tiene usted? Siempre he creído que es una pregunta trampa que sólo puede servir para que te descarten a las primeras de cambio; es lógico: si quieres un sueldo de 1200 y ofrecen 800, tus expectativas salariales se alejan ostensiblemente de lo que van a pagarte y ante tal conflicto de intereses uno menos en el proceso de selección. El dilema está en que el sueldo sea de 1500 (si es que tales sueldos existen) y tú dices “venga, 1000”. Quién sabe, igual te descartan por poco ambicioso…, pero si acaban dándote el puesto, ¿te pagan menos de lo que pensaban en un principio? Espero y deseo que no.

Otra opción es que aciertes: expectativas salariales 1000, salario 1000. “Viva-Bravo-El precio justo”. En tal caso no va a venir Joaquin Prat (que en paz de descanse) con un fajo de billetes de diez talegos; es más, prefiero que no venga.

Resumiendo: mi teoría es que contestar a esa pregunta sólo puede perjudicarte, ya que la coincidencia entre expectativa salarial y salario no va a darte el curro, pero la discordancia sí puede quitártelo.

 

                         http://paradoyenervado.blogspot.es/img/elgolpe2.jpg 

 

Por todo eso intento escaquearme de contestar, aunque no siempre es posible; cuando me obligan me salgo por la tangente, en plan “sueldo a convenir” o “salario digno”, por no decirles que quiero ganar lo máximo intentando que me jodan lo mínimo posible. Esto es una partida de póker y yo no quiero enseñar mis cartas; que las descubran ellos/as primero.

Comentarios

Tienes toda la razón ! Gracias

GRACIAS POR LA AYUDA...

Añadir un Comentario: